Brownie con Chocolate Blanco

  • Receta de Brownie

  • Brownie con Nueces

  • Brownie con Queso

  • Brownie con Fresas

  • Brownie con Nata


  • "Brownie con Chocolate Blanco"

    Si te gustan los brownie y quieres probar recetas diferentes a la tradicional, te proponemos esta variante para preparar un brownie con chocolate blanco. Este es uno de los brownies más golosos que puedes preparar, ya que el chocolate blanco hace del mismo una verdadera delicia para los amantes de lo dulce, sobre todo a los que les guste el chocolate blanco.
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Completa
    • Estrella Media
    • 4.5/5
    • 23 votos


    Receta de Brownie con Chocolate Blanco

    Actualización: 27/03/2017



    Esta es una de las recetas más llamativas que os proponemos, ya que vamos a preparar con ella un rico brownie de chocolate blanco. Además de tener un original aspecto, es un brownie que resulta realmente dulce, por lo que es ideal para los más golosos.

    Ingredientes de la receta de Brownie de Chocolate Blanco:

    • 200 gramos de azúcar
    • 200 gramos de mantequilla sin sal
    • 175 gramos de chocolate blanco para postres
    • 125 gramos de harina de repostería
    • 4 huevos grandes
    • Una cucharadita de esencia de vainilla




    Preparación:

    Lo más habitual es preparar todo tipo de brownies hechos con chocolate negro, pero en esta ocasión vamos a preparar un brownie con chocolate blanco, una variante que hará las delicias de los más golosos. Hay que tener en cuenta que esta receta es más dulce que las más tradicionales, ya que el chocolate blanco es más dulce que el chocolate negro, que tiene un punto de amargor, por lo que este brownie es más indicado para los que prefieran los pasteles muy dulces.

    Primero vamos a encender el horno a 180ºC, así se irá precalentando mientras nosotros nos dedicamos a ir preparando la receta. Comenzaremos derritiendo el chocolate blanco y la mantequilla, lo que podemos hacer en el microondas o en un cacito, pero siempre lo haremos a una potencia controlada, ya que queremos que se derritan bien los ingredientes pero sin que se nos quemen o peguen. Hay que conseguir que nos queden totalmente mezclados formando una crema homogénea, que dejamos templar una vez hecha.

    En el vaso de la batidora vamos a echar tanto el azúcar como los huevos, además del extracto de vainilla, y con las varillas colocadas en la batidora los vamos a batir bien hasta que quede una mezcla con el azúcar bien integrado con los huevos. Por otro lado vamos a tamizar la harina en un recipiente, para dejarla bien fina y sin grumos, y la mezclamos con la levadura. Al acabar vamos a verter la mezcla de mantequilla y chocolate blanco sobre la mezcla de azúcar y huevos, para batirlo todo un buen rato y dejarlo bien mezclado.

    A continuación vamos a ir agregando la mezcla de levadura y harina tamizada sobre la mezcla anterior, pero hay que hacerlo siempre poco a poco, agregándola por partes y sin dejar de batir, para conseguir que cada vez que añadamos harina se vaya integrando bien antes de añadir mayor cantidad. Con esto se consigue una masa para el brownie más homogénea y sin grumos de harina, que resultan realmente molestos de encontrar una vez se ha horneado el brownie.



    Cuando hayamos integrado toda la harina vamos a untar el molde con un poco de mantequilla y le espolvoreamos por encima un poco de harina, para que no se pegue el brownie. Vertemos la masa resultante en el molde, y con el horno ya bien caliente metemos el mismo y dejamos hornear a esa temperatura sobre 30 minutos más o menos. Lo mejor es emplear siempre un molde amplio para que el brownie no quede muy alto. Cuando comprobemos que esté hecho tanto por fuera como por dentro, sacamos del horno y desmoldamos sobre una rejilla, para que se enfríe bien nuestro brownie de chocolate blanco antes de poder servirlo.

    Comentarios

    Comentario nº1

    30/01/2014

    A la hora de elaborar Brownie en casa, es importante tener en cuenta que cada horno es diferente y puede que los tiempos indicados en las recetas no sean los adecuados para el nuestro. El consejo que os damos, sobre todo para la primera vez que hagais Brownies, es que unos minutos antes del tiempo estimado, los pincheis para ver si el interior está ya bien hecho o no. Si lo está, podeis sacarlos ya del horno, y sino, pues los dejáis unos minutos más antes de volver a comprobar.